La Caixa ante la unificación de deudas

Ante el movilizado panorama económico en España, encontrar financieras que nos permitan afrontar nuestras obligaciones es prioritario. Por ello el banco La Caixa ante la unificación de deudas provee un buen soporte. Pero no solo eso. La flexibilidad y rapidez de sus procesos crediticios la convierte en una institución favorable en la comunidad española. El auge de los préstamos y créditos hoy en día son una prueba de los desafíos y proyectos de los consumidores en el mercado. Un financiamiento es un recurso destinado a cubrir proyectos o adquieres bienes y servicios que sobrepasan lo ordinario; aunque en sus comienzos resulten una gran fuente de apoyo, la acumulación de estos propicia dificultades futuras.

La comunidad española no solo recurre a la agrupación de deudas tras responsabilizarse por deudas que crecieron hasta un exceso. Para muchos termina siendo imposible responder a las obligaciones crediticias y que le alcance a cubrir sus necesidades cotidianas. Incluso cuando se posee un crédito hipotecario la situación de torna compleja. Pero la unificación de deudas es una opción que debe verse con restricciones y para casos especiales, por muy atractiva que sea. No se trata nunca de un préstamo corriente. La banca lo advierte porque…:

  • Conseguir una reducción del total de las cuotas significa que su presencia se prolonga con el nuevo y extenso plazo de pago.
  • Mientras más largo sea el plazo, mayor será el pago total de los intereses.
    Si se busca una verdadera reducción del pago mensual a una deuda total elevada, se pediría una reunificación hipotecaria.
  • Y aunque alivie bastante al deudor, el plazo de pago se extendería a décadas.
    Por lo que quitar una angustia ahora costaría asumir solo más sutil por mucho más tiempo.
  • Y si se produce un impago, el banco podrá efectuar la hipoteca.
    Si no fuera un préstamo hipotecario, el plazo sería mucho menor.
  • De modo que las cuotas a pagar serían más altas, y el tipo de interés se ajustaría a las mismas condiciones.
  • También habría que respaldar su estabilidad financiera para una obligación semejante. Un avalista será considerado.
  • Aparte de los costos por comisiones o cambios legales pertinentes, el importe a conceder será menor para el no hipotecario.

(IMAGEN)

Frente a una realidad como el auge de la reunificación, el banco La Caixa ha ofertado un producto pensado para ello: El Crédito Personal Abierto. La ventaja de este tipo de créditos es que puede usarse para cualquier interés personal, de modo que pagar diversas deudas, por ejemplo, será posible sin mayor discriminación. Muchos procedimientos de reunificación son restrictivos en cuanto a qué créditos o préstamos incluir en sus contratos, como aquellos con interés cero o créditos de consumo, incluso los de muy bajo interés podrían no ser considerados, o cuya deuda total no sea lo suficientemente elevada. La destinación del crédito de La Caixa es a decisión del cliente, y la ventaja que ofrece es que se podrá hacer uso de las amortizaciones realizadas. Todo con una rapidez como la que ofrecen muchos servicios online. La agilidad para conceder y hacer uso de este tipo de créditos aventaja al banco ante otras ofertas.

Aunque sí, existen otras alternativas a una reunificación:

  • ¿Por qué no negociar ajustes en sus contratos anteriores? (como extender los plazos y así pagar menos por vez)
  • Recurrir a algún familiar o amigo cercano para un apoyo financiero es también una opción.
  • Pedir una anticipación laboral que le permita afrontar deudas inmediatas está siempre a consideración
  • Pero sobre todo evitar la solicitud continua de préstamos para poder cancelar los otros, porque esto irá aumentando la carga hasta que no sepa qué más hacer (una reunificación podría ser rechazada si la situación actual ha sido, desde sus inicios, nada factible).

(IMAGEN)

Buscar una reunificación más práctica es una medida factible. En lugar de saturarse con importes tan elevados, hacer arreglos con deudas medianas le ayudará a sobrellevar las cargas. No todas las unificaciones alcanzan importes que generen plazos de varias décadas. Por eso La Caixa no se limita a conceder acumulaciones de deudas con hipoteca, es muy flexible en este asunto. El banco también lo es a la hora de fijar las condiciones del contrato, mostrándose abierto a ajustes pertinentes que resulten en beneficio del cliente. Podría discutir los términos que más le convengan, o conseguir, al menos, los que más se ajusten a su caso.

Recordando que la reunificación de deudas consiste en pedir un nuevo préstamo para cancelar el total de los anteriores, y deber en su lugar el último, una adecuada valoración de sus recursos, estudio de su caso y posibilidades de acción no solo le ahorrará tiempo en la contratación, le facilitará muchas cosas antes y durante los efectos del crédito. El banco insta a ello, pues reconoce las dificultades económicas de la población, pero también las contrariedades de muchas soluciones.

Las comisiones derivadas del servicio y las penalizaciones por cancelar anticipadamente también deben incluirse en esa proyección del futuro crédito. En todo caso, la banca dispone de rápidos servicios vía online para agilizar sus procedimientos.

(IMAGEN)

En cuanto a flexibilidad en diversidad de aspectos, y un crédito con que podrá manejar sus múltiples pagos, explorará muchas ventajas con el banco La Caixa ante la unificación de deudas. El crédito personal abierto está hecho para eso.